Información

La electroestimulación neuromuscular(E.M.S.), tiene por objeto provocar una contracción muscular mediante estímulos eléctricos generados por un equipo diseñado especialmente con esta finalidad al que se denomina estimulador.

Un buen estimulador, debe ser: confortable, eficaz y seguro.

Confortable
Porque la mayoría de los tratamientos requieren de la utilización de intensidades altas. Por tanto, el estimulador debe ser capaz de generar impulsos de corriente sin "picos", para que su aplicación sea confortable. Los picos de corriente, son habituales en los estimuladores que pretendiendo trabajar con formas de onda rectangulares, alternas y simétricas no tienen cuidado su diseño.

Eficaz
La eficacia de un estimulador muscular puede medirse en función de que cumpla o no con los siguientes principios:

  • Que los pulsos que genera aporten la mayor energía a la menor intensidad.
  • Que los protocolos de tratamiento hayan sido estudiados para la finalidad que pretenden.
  • Que los protocolos se desarrollen simulando las diferentes fases de un entrenamiento convencional
    (calentamiento, trabajo y recuperación).
  • Que durante las fases de relajación incorpore un micro-programa de masaje que estimule la circulación sanginea sin producir fatiga.

Seguro
Debe contar con la acreditación del Marcado CE para la Calidad y Seguridad Eléctrica.